Un padre se enfrenta a 3 meses de prisión por darle una bofetada a su hijo

Solo el titular de la noticia que comentamos ya nos deja perplejos: "un padre se enfrenta a 3 meses de prisión por darle una bofetada a su hijo". Cada vez es más frecuente leer o escuchar este tipo de noticias que generan un debate entre los que se muestran favorables a la moderación y los que censuran absolutamente el castigo físico y que además, no tiene una solución clara en las resoluciones de nuestros tribunales.

Hasta 2015, aún existía en nuestro Codigo Civil un resquicio que permitía la corrección moderada por parte de los padres. Sin embargo, como consecuencia del mandato del art.19 de la Convención de los Derechos de los Niños (ratificada por España), los estados están obligados a proteger a los niños contra los abusos físicos y mentales que puedan menoscabar su integridad.

 

En definitiva, el art. 154 en su nueva redacción obliga a respetar los derechos del niño, así como su integridad física y mental, pudiendo constituir incluso un delito leve de lesiones (o en casos más graves ser considerado delito de violencia doméstica) el "corregir" físicamente la conducta de los menores, sin embargo, los jueces se muestran reacios ya que consideran que el Derecho Penal solo debe restringirse a los supuestos más graves en virtud del "Principio de Intervención Minima".

Como véis en un tema en el que es dificil encontrar un acuerdo .....y vosotros que opináis??

Os dejamos el enlace a la noticia completa en CONFILEGAL