Hace mas de un año que los ocho propietarios del Edificio situado en el cruce de la Avenida de Pardaleras y la Calle Rivillas, están esperando la reparación de su inmueble, tras el fallo judicial ratificado por la Audiencia Provincial, en el cual Aqualia debia asumir dicha reparación.

El edificio sigue, a fecha de hoy, sin ser reparado y provocando incluso efectos en la circulación y la seguridad de los viandantes debido a una grieta que está aumentando de tamaño.

Vicente Sánchez Paré (CEO de Sánchez&Pare Abogados) indica que Aqualia prefiere indemnizar a los propietarios, en lugar de reparar el edificio, cuando ellos no quieren esta solución sino “volver a casa”, lo que ha hecho que se vuelva a los Juzgados.

Os dejamos el articulo completo del Hoy Digital y os iremos informando sobre todas las novedades relativas a este caso.